Encontrar las mejores hipotecas

Desde la Asociación Hipotecaria España (AHE) se exhibe neutralidad entre una hipoteca fija o bien variable. Las dos tienen ventajas y también inconvenientes. Probablemente durante la vida del préstamo se den situaciones muy diferentes de tipos, con lo que cada fórmula va a ser aproximadamente buena conforme el mercado.

La AHE aconseja examinar toda la oferta y seleccionar la que más se adapte a cada uno de ellos. El costo financiero es esencial, mas asimismo otras peculiaridades como la flexibilidad, la vinculación, etcétera.
Para la gerente de la AHE, el variable o bien el fijo no se diseñan para un perfil específico de demandante, sino la elección va a depender del grado de inquina al peligro, de la inseguridad existente sobre la evolución de sus ingresos y asimismo, lógicamente, de lo que se espera que ocurra con las clases a medio plazo. En cualquier caso, se piensa que todos ganan con esta clase fijo. Por una parte, esta modalidad deja al consumidor asegurarse una cobertura, en frente de los futuros incrementos del índice de referencia de una hipoteca variable. Por otra parte, la banca diversifica su oferta atendiendo a las distintas preferencias de sus clientes del servicio, incorporando un flujo estable de ingresos en su cuenta de desenlaces.

¿Qué gana un banco con un género de interés fijo tan bajo? Clientes del servicio y… vinculaciones.

Lo que más se valora es la vinculación de los clientes del servicio. Las ventajas para la banca están ahí, en las vinculaciones, pues se cifra en cientos y cientos de euros por año las ganancias que consigue una entidad por comisiones, seguros, planes de pensiones, etcétera. Por todo ello, se aconseja hacer cuentas de los gastos y el ahorro que genera un bajo diferencial o bien una hipoteca con un tipo fijo interesante.

Buena acogida en el mercado.

Por el momento, prácticamente el 10% de los nuevos hipotecados de Kutxabank optaron por la hipoteca a tipo fijo. El producto ha tenido una buenísima acogida social y poseen una enorme satisfacción haber sabido administrar al mercado un producto que está probando ser atrayente.

Una persona nos hacía este comentario. Tras prácticamente veinte años con una hipoteca variable, he decidido comprar otra casa (“es el único modo con el que logro ahorrar”), más esta vez con un tipo fijo. “Me ofrecieron tanto la hipoteca fija como la variable y múltiples familiares que trabajan en la banca me afirmaron que no lo dudara: la hipoteca fija al 2,50% . Yo no comprendo de este tema, mas todos y cada uno de los amigos y entendidos me han dicho que es de las mejores hipotecas.

mejores hipotecas

 

Los especialistas recomiendan hacer cuentas para poder ver si compensa por el costo de los productos que llevan ligados, entonces precisaremos de un comparador mejores hipotecas baratas.
Este nuevo hipotecado ha conseguido el interés mínimo del 2,5% (el primer año al 3,65% por no contratar todas y cada una de las vinculaciones) tras acceder a la máxima bonificación, merced a la domiciliación de nómina o bien nóminas de, por lo menos, 3.000 euros netos por mes, contratar el seguro para hogar y de protección de pagos, aportaciones múltiples a un plan de pensiones de la entidad y comprometerse a un consumo con tarjeta mayor a 4.800 euros por año. “Verdaderamente, las vinculaciones no me han supuesto una enorme meditación. He escogido por descarte hasta lograr la máxima reducción tras el primer año”, nos decía, quien acepta que no ha calculado el costo que estas le van a suponer.

Viendo el escaparate hipotecario actual, está claro que las hipotecas fijas ganan enteros. Conforme el Instituto Nacional de Estadística, 2.014 cerró con un 6,76% de nuevos préstamos a tipo fijo y un 93,24% a tipo variable. En 2.007, en pleno furor inmobiliario, esta proporción era de 2,09% a 97,52%, respectivamente.